Primero Editores / Ingrid Ahumada M.

Toluca, México.- Este año podría ser de los más complicados para muchos sectores económicos derivado de la situación generada por la contingencia por el Covid-19, por ello, en las 700 mil negocios que se encuentran en la entidad, más de 5 millones de colaboradores corren peligro de irse a la quiebra, explicó Imelda Meza Parrilla, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Estado de México.

En entrevista, explicó que aunque su objetivo es mantener la plantilla de empleados y tienen el interés de apoyarlos, las empresas del sector de la construcción, por ejemplo, no tendrían la capacidad de pago y se tendrían que ir a un paro técnico en donde la ley permite pagar un salario mínimo, aunque esto depende de cada industria.

“Yo creo que el 50 por ciento de las empresas tienen una afectación en donde no podrían cubrir más de un mes los salarios”, indicó.

“Se ha dicho que esta es la crisis económica más importante de los últimos cien años en el país y seguramente vamos a caer un 4 por ciento en nuestra economía, es una situación compleja”, añadió al tiempo que dijo que el sector de construcción, automotriz, restaurantes hoteles y microempresas serán las más afectadas.

En el caso del sector automotriz, que acumala más de 18 meses en caída económica, debido a la contingencia cerrarán 10 de las 12 plantas armadoras ubicadas en el país, lo que -explicó- se traduce en la baja de compras para la mediana y pequeña empresa, frenando la actividad productiva, aunque algunas siguen en pie, estimó que para abril habrá un porcentaje menor de compras que disminuirá hasta que la situación se estabilice.

Aunque hay sectores como el de plásticos que hacen envases para gel antibacterial y tienen la capacidad para repuntar, pero por el tipo de cambio les perjudica tan solo la compra de polietileno que se vende en dólares.

NOTA RELACIONADA:

Exige Canacintra acciones extremas ante economía por COVID-19

Comentarios