Sector económico preocupado por Ley en Educación

Primero Editores / Ingrid Ahumada M.
Toluca, México.- Con la aprobación en  la Cámara de Diputados de la Ley en materia de Mejora de la Educación y del Sistema para la carrera de maestros y maestras, el sector económico y social del país se muestra preocupado, pues anula los criterios para la evaluación y profesionalización de los docentes, además de una clara desprotección a los niños y niñas de México.

Lo anterior lo señaló Gilberto Sauza Martínez, Presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), quién señaló que hay una total intromisión de los sindicatos en la redacción del documento, lo que se evidencia con las preferencias propuestas para la contratación de alumnos egresados de Normales, así como de darle el carácter permanente a las plazas con sólo seis meses de permanencia en la misma.

Dónde queda la evaluación, profesionalización y méritos de los docentes, cuáles van a ser los incentivos que les hagan buscar un mejor nivel de capacitación si no hay forma de acceder a mejores puestos por sus logros académicos. Se está premiando un sistema mediocre que lo único que hace es formar niños sin mayor aspiración ni oportunidades académicas”, mencionó.

Además, dijo que se viola el derecho de los egresados de universidades de competir en igualdad de condiciones por una plaza magisterial al dar privilegio a los normalistas, lo que deja la zozobra de sí en realidad llegarán a las aulas quienes tengan mayores habilidades. Señaló que en esta iniciativa no se contempla ningún examen ni obligatoriedad para los docentes de actualizarse y mostrar sus verdaderas capacidades.

Te puede interesar:  Estado de México a la vanguardia en la lactancia materna

En este sentido realizó un llamado a la Cámara de Senadores para privilegiar realmente el interés superior de los niños y enfrentar lo que llamó “un problema de fondo”, donde la adopción de sistemas de capacitación y de nuevos modelos educativos permitan incrementar el nivel académico de los alumnos, ya que desde las instituciones educativas privadas se ha planteado la necesidad de interponer amparos ante la aprobación de la reforma si se insiste en que los alumnos solo pueden hacer uso del material didáctico proporcionado por la SEP, ya que -dijo- esto limitaría su capacidad de atención.

“Vivimos en un sistema de competencias, donde en cualquier empresa tienes que ser el mejor para tener un mejor salario o un puesto de mayor jerarquía, no entendemos porqué en esto deba ser distinto, la docencia es un trabajo importantísimo no una prestación social”, concluyó.

Comentarios