• Hace unos días, la modelo Frida Sofía dio a conocer el abuso sexual que vivió a manos de su abuelo, Enrique Guzmán. Sin embargo, los medios de comunicación no han dado una mirada objetiva al asunto.

Por Angélica Rangel  

Han sido días de polémica dentro del caso de abuso sexual en contra de Frida Sofía por parte del cantante Enrique Guzmán ha dado mucho de qué hablar, sobre todo en los programas enfocados al espectáculo, y no precisamente por darle voz a la víctima, por el contrario, le han quitado valor al hecho en concreto y revictimizado a Frida Sofía, pues han elegido invalidar sus declaraciones y trivializar el delito en cuestión.  

En entrevista con “La Razón”, la activista feminista y periodista, Soledad Jarquín, explicó lo serio que es tomar este asunto a la ligera, tal como lo hacen los programas de espectáculos.  

“Es lamentable que estos medios tomen casos de violencia sexual para atraer al público; es un tema que debe tratarse de manera formal, como dicta la ley, la cual dice que ni si quiera podemos mencionar el nombre de las víctimas, pero como se trata de una figura pública se busca explotar el morbo y generar espectadores”, comentó la activista.  

Soledad Jarquín, quien es ganadora del Premio Nacional de Periodismo 2006 y experta en cuestiones de género, aseguró que lo que hacen los programas de espectáculos, que dieron a conocer el caso de Frida Sofía y que han buscado reacciones al respecto, es trivializar el delito, que en este caso sería el abuso sexual infantil.  

“Estos programas trivializan el delito, pues si le pasa a una mujer que es figura pública y tiene cierto estatus para lograr hacerse de una defensa y no pasa nada, ¿pues qué podrá hacer una mujer de condición menos poderosa? Ese es el mensaje que dan, ya que finalmente no resuelven el problema: todo mundo opina y dice, pero ahí se queda y el mensaje que dan a las otras mujeres es terrible”, sentenció.  

“Es como cuando es señor que está en la Presidencia dice que no es cierto, eso que a las mujeres las matan todos los días, cuando la realidad es otra”, agregó.  

Un ejemplo evidente sobre esta situación es lo que ocurrió en el programa matutino de Televisa, “Hoy”, un día después de que salió la noticia de que Frida Sofía acusó de abuso sexual a su abuelo. En dicho programa se realizó un panel al que acudió una psicóloga y una experta en lenguaje corporal que analizaron las entrevistas que la hija de Alejandra Guzmán había dado con anterioridad al periodista Gustavo Adolfo Infante.  

“En julio del 2019, vean cómo se expresó de su abuelo Enrique Guzmán”, dijo Paul Stanley al presentar aquella entrevista que Andrea Escalona le hizo a la cantante, donde la cuestionó sobre Enrique:  

“Abuelo, eres lo máximo. No conozco nadie más cool que mi abuelo”, dijo. “¿Lo extrañas?”, le preguntó Andrea: “Sí, muchísimo, ya le toca venir a verme”, respondió.  

“Mi Andy ¿cómo percibiste a Frida Sofía?”, vuelve a preguntar Paul Stanley a su compañera. “Así es… Detrás de cámaras me decía que quería mucho a su abuelo, con una actitud completamente diferente”, señaló.  

La conclusión a la que llegaron en dicho programa fue que Frida Sofía padece de Trastorno de Límite de Personalidad y que debía ser medicada.  

“Siempre tenemos tener claro de ciertos antecedentes, pero sí hay mucha contradicción. El trastorno límite de la personalidad, eso es lo que justamente que hay que poner en la mesa, es un trastorno psiquiátrico y la persona debe ser medicada… (Mentir) es uno de los signos”, aseguraron en el programa en vivo.  

Continuando la entrevista con Soledad Joarquín para dicho medio, la periodista condenó dicho “análisis” pues explicó que fue realizado de manera superficial y que lo único que hizo fue desacreditar el testimonio de Frida Sofía ante el presunto victimario.  

“Hemos tenido avances muy significativos en la materia legal que castigan la violencia de género contra las mujeres, pero aun así sigue ocurriendo en los medios masivos, donde es una práctica muy común: se cuestiona a la víctima y no al victimario, y el hecho de que un par de expertas y analicen videos no quiere decir que Frida Sofía esté mintiendo”, remarcó.  

La periodista agregó que acciones como esta únicamente refuerzan la idea que la sociedad tiene de que las mujeres mienten.  

“A la gente le cuesta mucho creer que un artista, político, científico o persona con un determinado nivel pueda ser un agresor y se piensa que cuando una mujer acusa a alguno es por venganza; cuando eso es muy difícil que ocurra porque al momento de señalar a alguien pones de por medio tu integridad y vida”, externó.  

Sin embargo, el caso más sonado fue la entrevista que el programa Ventaneando, encabezado por Paty Chapoy, apoyó a Enrique Guzmán, quien durante el programa en vivo terminó en lágrimas mientras aseguraba su inocencia.  

“Yo sí te creo”, dijo Paty Chapoy al cantante y que causó una ola de comentarios en redes sociales.  

“Que existan ‘litigios’ televisivos como este, donde se defendió a un presunto violador, sólo significa que tanto hombres como mujeres estamos parados sobre una estructura patriarcal en la que la palabra y la voz de las mujeres no vale nada”, mencionó Jarquín.  

Soledad Jarquín mencionó que quizá Frida Sofía se equivocó en hacer su denuncia ante un programa de espectáculos, “pero ese es el único lugar que conoce”. Por esta razón, afirmó que habrá que esperar si la joven hace una denuncia formal y a partir de ello “ya no nos corresponde a los medios, le podemos dar seguimiento a la nota, pero nada más”.  

“La fuente de espectáculos se debe dedicar a eso, no a la vida de quienes están ahí, pero el problema es que esos medios viven justo de eso; han construido una forma de explotar el morbo a partir de las equivocaciones o desaciertos de los famosos. Eso debería acabar, pero para que pase se debe educar también a la sociedad”, finalizó.  

La OTRA cara de la moneda  

Por otro lado, tenemos a los colectivos feministas que se han pronunciado a favor de Frida Sofía.  

Con el hashtag #FridasNosotrasTeCreemos han mostrado empatía con la influencer y acusaron de revictimizar a Frida Sofía, asegurando que quienes trabajan en acompañamiento de niñas y mujeres sobrevivientes de la violencia sexual, conocen a la perfección lo que provoca el hecho de revictimizar.  

Mediante un comunicado además de expresar su apoyo, han criticado que lamentablemente el caso de Frida Sofía no se ha manejado con apego a los Derechos Humanos, tal es el caso del colectivo Marea Verde:  

Las diversas organizaciones agregaron que debido a este tipo de acciones únicamente provocan que las mujeres callen y no se atrevan a denunciar, en forma particular las niñas y menores de edad que han sufrido algún tipo de abuso por parte de familiares.  

Comentarios

Comentarios