Primero Editores / Ingrid Ahumada M.

Toluca, México.- Ante el análisis de nueve iniciativas de ley en materia de seguridad y justicia, específicamente a la Ley Orgánica del Poder Judicial, la Ley de Amparo y al Código Penal nacional en el Senado de la República, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (TSJEM), Ricardo Sodi Cuellar, señaló estar a favor de la progresividad de los Derechos Humanos y su tetela, además del garantismo judicial, pues -dijo- son garantía de un estado de derecho firme y sólido.

“Considero que los procesos penales han tenido un importante avance a partir de la reforma que instauró el sistema acusatorio y esperemos que no haya una regresión al respecto”, comentó en entrevista tras asistir al evento del gobernador de Caravanas por la Justicia Cotidiana.

Pese a que consideró que no hace falta una reforma, dijo que en caso de hacerlo debería enfocarse en ser más garantista, sin prisión preventiva oficiosa, sino justificada, pues -dijo- en todos los caso debe existir la presunción de inocencia y dar las herramientas para que los jueces implementen la justicia adecuadamente. 

“Yo no haría ninguna reforma y si hiciera una reforma propondría una exactamente en el sentido de que fuera más garantista, que no hubiera prisión preventiva oficiosa sino justificada y darle más fuerza a los jueces para que ellos sean los que instrumenta en el sistema judicial adecuadamente”.

“Si no hay confianza en los jueces, mejoremos a los jueces y magistrados, pero no cambiemos el modelo de Justicia para hacerlo a modo de una circunstancia, no se puede legislar con base en circunstancias”, añadió. 

Te puede interesar:  Inversión millonaria con Dictámenes Únicos de Factibilidad en Edoméx 

Tras reiterar que, no conoce la reforma que propone el grupo parlamentario de Morena en el Senado, “sólo he escuchado comentarios vagos”, reconoció que los procesos penales tuvieron un avance a partir de la reforma que instauró el sistema acusatorio y confió en que no haya una regresión al respecto.

“Todos los sistemas de impartición de justicia son buenos, depende cómo se operen, pero la base de todo sistema debe de ser la transparencia, el garantismo, que se respeten los derechos humanos tanto del justiciable como de las víctimas y que se imparta por personal altamente capacitado, ese es el gran reto”, argumentó.

Es preciso indicar que, el paquete de nueve propuestas de reforma, mismo que recibió este miércoles el Senado, contemplan la creación de una Sala Penal en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para revisar la actuación de jueces y magistrados federales, además de la unificación de todos los códigos penales estatales en un Código Nacional, así como la permanencia del arraigo como medida cautelar hasta por 40 días.

Comentarios

Comentarios