Primero Editores / Ingrid Ahumada M.

Toluca, México.- Combate a la corrupción, efectuar auditorías forenses, mayor fiscalización, trabajo coordinado con la agenda 2030 y el impulso de la participación ciudadana, serán las bases de trabajo de Miroslava Carrillo Martínez, en caso de ocupar el cargo de Auditor Superior.

Posterior a su participación en la entrevista privada con los legisladores para ocupar dicho cargo, indicó que los diputados la cuestionaron sobre diversos temas, siendo uno de los más incisivos los cuestionamientos en torno a su experiencia en temas de control y fiscalización, realizados por la diputada del PRD Araceli Cassasola.

Al respecto, recordó que la misma diputada votó a favor para que fuera consejera ciudadana de derechos humanos, además, indicó que otros legisladores la avalaron como comisionada de transparencia, puesto en el que -dijo- también se abordan temas relacionados al cargo que busca presidir, pues implica la revisión de la eficiencia de los recursos, que los servidores públicos se conduzcan con diligencia, acciones que -añadió- incluso realizó como diputada federal.

“Me he preparado durante todo este tiempo, por 24 años ininterrumpidos profesionales y sin duda esta área técnica, que es una dependencia del Poder legislativo, tiene en sus manos la inigualable oportunidad de la revisión de las cuentas públicas, los recursos que cualquier ente ejecutor pueda realizar desde su origen hasta su destino”, refirió.

“Llevo más de 10 años en estos temas, me respalda el tema de haber sido comisionada de transparencia por 6 años, otros 3 como consejera ciudadana en derechos humanos, este año y medio que como diputada (federal) formé parte de las comisiones de vigilancia y de transparencia y que obviamente revisamos y estaba en mis manos el trabajo que hacía la propia auditoría”, añadió.

Te puede interesar:  Otorgaron registro a Nueva Alianza en el Edoméx

En este sentido, la diputada federal con licencia reiteró que, cumple con los requisitos que marca la Ley de Fiscalización, al tiempo que negó tener algún conflicto de interés al haber sido diputada de Morena, este último -explicó- fue uno de los cuestionamientos que le realizaron los mismos diputados de dicho partido.

Finalmente, comentó que observa una competencia alta con respecto a los aspirantes, lo que dijo es bueno debido a que el estado “es muy rico y sería un privilegio para cualquier persona profesionista presidir esta institución”, además señaló que 34 aspirantes fueron pocos con respecto a la población que hay en la entidad.

Es preciso indicar que, este jueves fue el primer día de entrevistas a los aspirantes a auditor superior, donde los integrantes de la Comisión de Vigilancia del OSFEM cuestionaron a puerta cerrada, a los primeros aspirantes a dicho cargo.

Lo anterior, después de que en diciembre pasado el pleno aprobara por mayoría una reforma a la Ley de Fiscalización para permitir que ex diputados y ex senadores pudieran ocupar el cargo.

Comentarios

Comentarios