Cierran filas SADER y AMSDA para atender retos en sector primario

El Gobierno de México incorporará propuestas de los estados para la conformación del Programa Sectorial 2019–2024.
Coincidieron en que el campo mexicano debe operar con esquemas innovadores, transitar a la reconversión productiva y emplear un mayor uso de tecnologías.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) cerraron filas en la búsqueda de soluciones, a mediano y largo plazos, para atender los principales retos que enfrenta el campo mexicano, entre ellos, el cambio climático, la disponibilidad del agua, la atención a plagas y enfermedades y la presupuestación de recursos públicos.

Coincidieron en que los desafíos que enfrenta la agricultura mexicana en los próximos años para asegurar la autosuficiencia alimentaria sólo pueden ser solventados con el trabajo conjunto de autoridades federales, estatales y municipales, y la participación activa del sector productivo.

El titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, aperturó las mesas de trabajo con integrantes de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), que tienen como fin recabar comentarios y propuestas regionales para la construcción del Programa Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural 2019-2024.

El Programa estará basado en torno a cinco grandes ejes estratégicos: Productividad, Inclusión productiva y desarrollo territorial, Sustentabilidad, Ciencia, innovación y tecnología y Transformación institucional.

El funcionario federal subrayó que es fundamental para la Sader mantener una relación directa con los secretarios estatales del ramo, y afirmó que las grandes directrices del sector tienen que ser analizadas en conjunto para transitar hacia una agricultura productiva, sustentable e inclusiva.

Indicó que el análisis en las mesas de trabajo estará orientado en la definición de una agricultura que compense las deudas que han venido posponiéndose en perjuicio de los pequeños productores, lo cual es uno de los ejes principales del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que en el trabajo conjunto debe establecerse una visión clara sobre los impactos que está teniendo el cambio climático y reconocer que es una tendencia que afectará también a mediano y largo plazos la productividad del campo nacional.

Villalobos Arámbula comentó que se deben fomentar programas de reconversión productiva y de manejo del suelo, así como de uso eficiente del agua para cultivos agrícolas y el empleo de nuevas tecnologías para contrarrestar los efectos del cambio climático.

“La tarea no es fácil, tenemos que poner en el contexto de estas discusiones toda esta problemática y cómo la estamos viendo hacia el futuro. No podemos relajar nuestra atención a estos programas cíclicos y tratar de resolverlos solo con recursos presupuestales”, subrayó.

Por su parte, los secretarios de agricultura estatales reconocieron a la Sader su disposición  para trabajar en bloque el Programa Sectorial. Es un proceso inédito en México, enfatizaron.

El director ejecutivo de la AMSDA, Octavio Jurado Juárez, señaló que México cuenta con una diversificación climática, social y productiva que obliga a su diferenciación en regiones para tener soluciones acertadas.

Apuntó que los riesgos globales han venido evolucionando, ante lo que cualquier evento climático adverso pondrá en riesgo la seguridad alimentaria; en este sentido, agregó, es necesario que las políticas públicas se conviertan en procesos de mejora continua.

El secretario de Desarrollo Agropecuario de Querétaro, Carlos Heinz Dobler, comentó que si bien existen diferencias sociales y políticas entre las propias entidades federativas, el interés de colaborar para sacar adelante al campo mexicano es y será siempre un factor de unidad.

Expresó que la coyuntura actual obliga a gestar áreas de oportunidad, con el objetivo central de fortalecer el andamiaje institucional con el que operan la Sader y los estados.

El secretario de Desarrollo Rural de Tamaulipas, Ariel Longoria García, precisó que las estimaciones científicas establecen que el cambio climático podría ocasionar en unos años la pérdida del 15 por ciento de la producción agrícola mundial. Por ello, se pronunció por que el Gobierno de México y las administraciones estatales trabajen en la misma línea de acción en beneficio del campo nacional.

Expone FAO retos y oportunidades en el campo ante el cambio climático

Durante las mesas de trabajo, representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) facilitaron un ejercicio de diálogo con los secretarios estatales, a fin de identificar los principales retos y oportunidades de cada región. 

Las autoridades locales reconocieron también las principales acciones que deben impulsarse desde el Programa Sectorial 2019-2024, con un enfoque territorial que refleje los intereses, vocaciones y características de las distintas regiones agroalimentarias de México.

Comentarios
Te puede interesar:  Senado aprobó Seguridad Social a parejas del mismo sexo