Primero Editores / Karina Bernal G.

En diversas regiones del país se ha mostrado el descontento por parte de servidores públicos, debido a la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador ante su plan de acción por el coronavirus.

La población mexicana y de otros países lo ha nombrado incompetente frente a la situación, a su vez, la indignación social ha aumentado por el incremento de la inseguridad, la alza de precios en los productos, así como el desabasto de medicinas y agua en varios estados de la República en plena contingencia.

Los reclamos vienen de todos los niveles, exigen servicios básicos hasta estímulos fiscales para mitigar la crisis económica, informó Patricia terrazas, presidenta de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.


Comentarios